lunes, 6 de junio de 2011

Inspiración cortada

Te veo a través de los cristales de mi derrota
y es que otro hombre es el que te coge de la mano
Él, quien siente el calor de tus brazos,
a quien odio por prender fuego en tus labios.

Son sus ojos morenos, y no los míos, los que observas,
mientras su respiración calienta tu cuello y sonrojas.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Ahora, ya no me quedan más suspiros para darte
ni cartas de amor, o poemas que regalarte.
Solo tengo una verdad, triste, que jamás te diré
y unas flores blancas que de tu parte, no, recibiré.

1 comentario:

Cualquier crítica constructiva, tomataso o lo que sea, escríbela.